Abel Casquete, jugador de 19 años, proveniente de River Plate argentino, no resistiría la presión del segundo plano y saldría de Barcelona en las próximas horas. El también exjugador de Banfield no encontró su lugar y buscará un destino más amable.

Sin mayores contratiempos, la directiva canaria aceptaría las condiciones de la dimisión de este joven valor, que llegó a principios de temporada con la esperanza de ser refuerzo y no relleno en el plantel.

Uno de los equipos interesados en el volante sería el Deportivo Cuenca, quien ya cuenta con un jugador joven de BSC en sus filas.

Cabe decir que el jugador tendría algunas chances de reubicarse en el fútbol argentino, pero jugar en una división de ascenso no estaría en sus planes cercanos.