México se ha despertado esta noche con un gran terremoto de magnitud 8,2 en su costa suroeste, una cifra que ha variado en las mediciones entre 8 y 8,4. El temblor se ha notado con fuerza en Chiapas y Oaxaca, pero ha hecho que también tiemblen Ciudad de México y Guatemala. Por el momento al menos 26 personas han muerto, aunque como ha matizado el presidente Enrique Peña Nieto, “el cálculo es preliminar, tardaremos días en saber los daños que este sismo ha causado”.

El informe preliminar de las autoridades señala que el fuerte terremoto ha dejado al menos 32 muertos en el sur del país -23 en el estado de Oaxaca, 7 en Chiapas y 2 en Tabasco-. En declaraciones a Televisa, el gobernador del sureño estado de Oaxaca, Alejandro Murat, actualizó la cifra de muertos en su región a 23 personas. En Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec, se cayó una parte del palacio municipal y hay afectaciones en muchas viviendas, que ocasionaron la muerte de 17 personas.