Hernán Barcos causa polémica con sus declaraciones después del partido que perdió Liga de Quito ante El Nacional en el estadio Olímpico Atahualpa.

El delantero salió expulsado por un codazo en la cara de Rinson López, dicha acción le impedirá jugar este viernes ante Barcelona Sporting Club en el estadio Rodrigo Paz.

“Son cosas que pasan, hay un partido importante el viernes y eso influye”, comentó el delantero, agregando que está “con mucha bronca. Antes del partido vi un tuit que decía que me iban a expulsar pero dije ‘no creo que pase esto’, no me expulsan nunca, pero bueno así es el fútbol ecuatoriano”.

Remarcó que no es posible que pasen este tipo de cosas, insinuando de sospechoso su expulsión previo al partido del viernes.

Espera que la apelación que hará el cuadro albo este martes en la Federación Ecuatoriana de Fútbol pase y pueda estar presente ante los amarillos, pese a recibir de manera correcta la tarjeta roja por su agresión.

TOMADO: ESTADIO