El programa contactó con una gran amigo del técnico, Jorge ‘Camote’ Acuña, quien al parecer era un amuleto para Costas.

El exjugador visitó al DT en el 2012 cuando estaba para salir campeón, vio dos partidos y se jugaba otro en Quito, el duelo que podía definir el título para el club del Astillero. Acuña se encontraba en Quito y recibió la llamada de su amigo: “Por cábala tenés que estar acá en este hotel de concentración, me subí al micro y me dijiste vamos a la cancha del hotel”, y dejó para que Costas sea el encargado de contarlo.

Cuando ya estaban en el estadio, Acuña no podía ingresar y Gustavo le pidió al presidente que hiciera entrar a su amigo como sea para ganar.

TOMADO: ESTADIO