Durante las últimas semanas, uno de los futbolistas más criticados por la afición de Barcelona ha sido sin lugar a dudas, Damián Díaz, el argentino-ecuatoriano no tuvo un buen semestre por lo que esperaba tener una buena actuación ante los orenses y así reconciliarse con los hinchas.

El ‘Kitu’ tal vez no estuvo en una de sus noches más brillantes, sin embargo, participó en algunas acciones de peligro y anotó el segundo gol para vencer a Fuerza Amarilla, y al celebrarlo se dio un hecho muy particular.

El ofensivo amarillo lo gritó con muchas rabias y tras recibir el abrazo de sus compañeros, juntó sus manos en señal de disculpa para la afición y luego besó el escudo del club.

Mira el gesto del 10:

TOMADO: HINCHA AMARILLO