Felipe Melo llegó a Palmeiras en enero para reforzar la mitad del campo de juego. Sin embargo, muy pronto se encontró con problemas y en un partido de Copa Libertadores ante Peñarol protagonizó unos incidentes que le costaron una sanción de tres partidos sin jugar.

El mediocampista tuvo una gran acogida en la hinchada del ‘Verdao’ y fue respaldado después del bochornoso acto en el estadio de Peñarol de Montevideo, cuando finalizó el encuentro.

Melo no pudo mantener una buena relación con el técnico Cuca y en los últimos meses el jugador perdió espacio en la alineación titular del Palmeiras, que este sábado 29 de julio venció al Avaí y ascendió provisionalmente al cuarto lugar en la clasificación del Campeonato Brasileño.

Justo antes de este partido, el entrenador Cuca le comunicó a Melo que ya no contaría con él. El estratega decidió separar al jugador del plantel, para encarar la recta final del Brasileirao y el partido decisivo ante Barcelona por la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Según revela Globo Esporte, Cuca estaba molesto con Melo porque se había convertido en una influencia negativa para el resto de jugadores.

El Palmeiras, con goles de Dudu y Deyverson en los primeros minutos del partido, dominó con facilidad el compromiso en casa y, tras abrir una ventaja de dos goles, se dedicó a administrar el resultado.

El club verde completó cuatro partidos sin conocer la derrota y, con 29 puntos, desbancó al Flamengo del cuarto lugar en la clasificación, a la espera del partido del domingo en que el club de Río de Janeiro visitará al líder Corinthians.

Palmeiras jugará ante Barcelona Sporting Club el próximo 9 de agosto en Sao Paulo, por un lugar en los cuartos de final de la Copa Libertadores.

TOMADO: BENDITO FÚTBOL