Diego Forlán, goleador que vistió la camiseta de Barcelona Sporting Club en la Noche Amarilla del presente año, quiere continuar marcando goles a sus 38 años de edad, y ahora lo podría hacer en Noruega. Los medios locales sitúan al uruguayo negociando con el Sandefjord Fotball. A pesar de que acumula seis meses sin jugar partidos oficiales, estuvo por ejemplo en el partido de leyendas para despedir el Vicente Calderón con el Atlético de Madrid, el punta podría sumar un nuevo país a su amplio currículum.

El “cachavacha” salió del Atlético en 2011 tras cuatro magníficas temporadas, en las que levantó una Bota de Oro después de marcar 32 goles en Liga como rojiblanco. Dijo adiós a España tras siete temporadas, ya que jugó tres en el Villarreal donde también obtuvo el trofeo a máximo goleador en las ligas europeas. Puso rumbo al Inter de Milán, jugando media temporada. Después firmó por el Internacional de Porto Alegre brasileño, para jugar más tarde en el Cerezo Osaka japonés. Finalmente vuelve a su Uruguay natal para formar parte de las filas de Peñarol, ganando el campeonato uruguayo para anunciar su salida del club en 2016.

Forlán cambió de tercio y se marchó a la India, jugando en el Mumbai City. Ahora, se maneja esa nueva opción y fuentes cercanas a su papá (amigo directo de la dirigencia de Barcelona) se pudo conocer que al jugador le gustaría regresar a Ecuador para vestir la camiseta del ídolo, aunque esa opción se maneja como una posibilidad ya que todo pasa por el tema económico.