Gabriel Cortez, jugador de Independiente del Valle que según los medios de comunicación ha sido tanteado por la directiva de Barcelona Sporting Club, conversó con Radio Huancavilca sobre el arbitraje ante Emelec este domingo y su posible vínculo con el cuadro ‘canario’.

“El arbitraje no ayudó, me pasé con la expulsión, es decisión del árbitro y tengo que respetar. Todos saben cómo son los árbitros cuando se juega con Emelec, el árbitro tiene que pitar lo que es”, mencionó.

“En una jugada que tuve con Bagui no me equivoqué y el línea me pitó falta. Yo le reclamo al árbitro por una jugada de Segovia, al árbitro le dije que no era expulsión o que estaba vendido”, agregó.

“Un árbitro si me puteo la madre, fue cuando le ganamos al City en el Chucho Benítez. Hay árbitros que putean a los jugadores durante el partido”, comentó.

“Esto ya pasó ya quedó atrás, tengo que estar tranquilo y ver qué pasa en diciembre. Tengo una propuesta de Barcelona y de México, en IDV me quedan 7 meses y quiero lo mejor para mi familia”.

“No pienso renovar con IDV, vamos a ver qué pasa, quiero lo mejor para mi familia. Mi empresario es José Luis Chiriboga, quiero jugar en el exterior. Yo soy barcelonista, me encantaría jugar ahí, si se da bienvenido sea y si llegó al club quiero hacerlo de la mejor manera”, finalizó.

TOMADO: HINCHA AMARILLO